Vender en Internet ¿por qué no?

Imaginate tienda online8 300x229 Vender en Internet ¿por qué no?

Imagínate, pyme que ahora vende por Internet

La semana pasada se publicó el informe ePyme 2011, un estudio realizado por Fundetec y la Dirección General de Industria y de la PYME en donde analizan la disponibilidad y uso de las distintas tecnologías por parte de las PYMES españolas en los principales sectores de nuestra economía.

 

¿Qué nos dicen?

 

El estudio presta mucha atención a la idea de la movilidad y la utilización de Smartphone y tablets para la actividad diaria de las pequeñas y medianas empresas españolas.

 

Y es que a pesar de la crisis, estas empresas siguen apostando por la movilidad y en especial por los Smartphone utilizados por un 94% de las empresas de ingeniería o un 61% para el sector de la logística.

 

Que los Smartphone y las tablets estaban en lo más alto “era un grito a voces” y que continuará creciendo, también. Sin embargo, ¿qué se sabe de las barreras y dificultades con las que se encuentran las pymes a la hora de adoptar la tecnología en Internet, Smartphone y en tablets? El estudio destaca principalmente tres dificultades: el coste, la interoperabilidad entre los terminales y la complejidad en el uso. A las que añadiría alguna más como la falta de formación, el desconocimiento tecnológico y el miedo a lo desconocido.

 

Unas barreras perfectamente aplicables también al comercio electrónico y a todo lo relacionado con la venta online. Siguiendo con estudios publicados (parece que todos se han puesto de acuerdo) Google ha lanzado en colaboración con The Cocktail Analysis otro estudio de la presencia del comercio electrónico dentro de las Pymes españoles.

 

Cuyo resultado me lleva a la misma idea “las pymes tienen que perder el miedo a innovar en Internet”. Ya que solo el 15% de las pymes españolas realizan algún tipo de actividad de comercio electrónico. A pesar de que hay ejemplos como zara.com en los que se observa que el comercio electrónico puede aportar a las tiendas físicas un valor añadido, todavía sigue existiendo ignorancia acerca del potencial de la red para la venta online.

 

Y pensareis ¡claro es que nosotros no somos Zara! Pero cada pyme tendrá que abordar la entrada a Internet dentro de sus posibilidades, de sus recursos y de las “ganas que tenga de hacerlo”. Fijaros en Imaginate la Luna (en la imagen) una floristería que solo tenía local físico y ha decidido renovarse creando su propia tienda online ¿Pero cuál creéis vosotros que es realmente el problema? ¿Por qué la pyme española todavía no se atreve con el comercio electrónico?

 

¡Contarnos que pensáis!