Se prevé que el gasto online en España crezca un 19% en 2011.

 

El crecimiento del comercio electrónico y el aumento de las ventas de los dispositivos móviles, hacen que la compra a través de la red sea una de las prácticas que suponga una alternativa en época de crisis.

 

Esta idea, se puede rescatar del Informe sobre Tendencias Online 2011 encargado por Kelkoo y  publicado a comienzos de año por Centre for Retail Research.

 

El ecommerce ya “apuntaba maneras”, el 2010 fue un año favorable para el comercio electrónico en España. Las ventas al por menor crecieron un 25% respecto al año anterior, llegando a alcanzar los 8 mil millones de euros.

 

Asimismo, este crecimiento, según aportaba el informe, seguirá en aumento a lo largo del 2011. Las previsiones para este año son esperanzadoras, ya que el sector del ecommerce parece haber logrado engañar a la crisis. Por tanto, se prevé un crecimiento de las ventas online de un 19%. Es más, los españoles que compran a través de Internet gastarán en 2011 una media de 892,87€ cada uno al año, lo que supondrá un 12.3% más que en 2010.

 

¿Pero en qué situación se encuentra España respecto a sus vecinos europeos?

 

El informe realiza una comparación de las ventas online de Europa. España, representó un 4.5% del total de las ventas europeas, alcanzando el puesto sexto en venta online  con 7,87 mil millones de euros en 2010 por detrás de países como Reino Unido (52 mil millones), Alemania (39 mil millones de euros) y Francia (31 mil millones de euros).

 

En cuanto a las tendencias de consumo online de los españoles, estos gastaron una media de 795 euros por persona al año durante 2010 en compras por Internet y adquirieron alrededor de 19 artículos con un coste de media de 41.86 euros. A pesar de estas cifras, los españoles fueron los europeos que menos gastaron.

ventas online1 Se prevé que el gasto online en España crezca un 19% en 2011.

Asimismo, se puede concluir que en los últimos cinco años la venta al por menor ha mejorado gracias al uso generalizado de las conexiones a Internet y el lanzamiento de nuevos dispositivos que potencien estas conexiones. El perfeccionamiento de los sistemas de pago y la seguridad de las compras en red han supuesto también factores importantes en el crecimiento del ecommerce.

Todas estas novedades sirvieron para atraer alrededor de 5 millones de nuevos compradores online en Europa el año pasado y según la tendencia al alza, se estima que ayudarán a que el comercio online madure en España.