Claves para vender por Internet: confianza y seguridad

carrito de la compra1 Claves para vender por Internet: confianza y seguridadLa creación de una tienda online es un proceso en el que el cuidado de los detalles será algo determinante, debido a una sencilla razón: en una tienda física, el cliente entra diez minutos, ojea la tienda y si tiene la necesidad de algún producto en concreto, lo compra, ya que desplazarse a otro local le supondrá un gasto tanto en tiempo como en dinero.

 

Sin embargo, en una tienda online, el cliente tardaría una media de dos segundos en hacer click en “cerrar página” y abrir la web de su competencia. Por lo que poseer una tienda sólida, que aporte confianza marcará la diferencia entre triunfar en la red o no.

 

El primer pilar, a tener en cuenta, a la hora de crear una web es la confianza. Debe intentar trasmitir además de confianza, seguridad, seriedad y facilidad. Cuando se lleva a cabo un intercambio de producto y dinero, ambas partes deben tener claro que la transacción se podrá hacer sin ningún tipo de riesgo.

 

 

Para ello, debe proporcionar datos de contacto, en donde se aporte todo tipo de información de la tienda. No se preocupe por parecer redundante o por poner demasiado texto, el cliente querrá tener claro con quien está negociando. Por tanto, aporta números de teléfono, nombre de persona de contacto, email, dirección de la tienda física, contacto en redes sociales e incluso si estuviese dispuesto, añada el NIF de la empresa. Con ello, el cliente, estaría seguro de poder localizar a los responsables si existiera algún tipo de problema con los productos o los pagos y se tranquilizará con la idea de que “podrá reclamar”.

 

 

No mienta al cliente, esta premisa supondrá el máximo de la confianza. El problema de muchas tiendas online es que prometen cosas al cliente que luego no pueden cumplir respecto a plazos, precios, características del producto, gastos de envió, etc. Si su sitio web da información errónea, el cliente podrá acudir a los organismos competentes con la información proporcionada en la web como prueba de una negligencia. Por tanto, proporcione información fiable, es preferible que luego pueda enviar, por ejemplo, un producto a un cliente en menos tiempo del que pone en su web que viceversa.

En este aspecto cúbrase las espaldas y calcule los tiempos y precios al alza.

 

Noticias relacionadas: Claves para vender por Internet: iteración, usabilidad y persuasión en los contenidos.