5 consejos para mejorar la descripción de tus productos

Picture1 1024x672 5 consejos para mejorar la descripción de tus productos

Producto de la tienda online de Bruna Coleccion by Tiendalista

La descripción de un producto de una tienda online es una pequeña frase, situada al lado del artículo en el que se da un nombre y una definición al artículo a vender en internet. El error está en definir exactamente lo que vemos en la imagen o en una palabra lo que es, sin ninguna explicación. Como ejemplo, ocurre algo similar con los pies de foto en periódicos o revistas. No está bien redactado si explica lo que podemos ver, si profundiza sacando a la luz detalles que no sabíamos, es cuando nuestro interés de comprar online comienza a aumentar.

 

Pongámonos como objetivo vender por internet. Al crear una tienda online, Tiendalista ofrece 5 consejos para acertar con las descripciones de las diferentes ofertas.

 

Lo primero de todo es idealizar el perfil de persona que queremos que compre en nuestra tienda online. Nos preguntamos, qué dudas tendrá este posible comprador y qué palabras utilizará día a día. Una vez encontradas, plasmarlas en la descripción de nuestro producto y originar confianza y cercanía en nuestros clientes para vender por internet.

 

Utilizar frases de 5 palabras como máximo. Se tiene que leer en un primer golpe de vista. Además una de estas 5 palabras tiene que destacar sobre el resto, para que los interesados le atribuyan un nombre propio. La estructura sería la siguiente: descripción + nombre del producto = vestido largo y ajustado + Prom.

 

Hacer que fluya la imaginación del receptor es un factor importante. Se dice que cuando los clientes tienen el artículo en su mano aumentan los deseos de compra, ese es nuestro objetivo mediante la palabra. Una buena manera de que esto ocurra es acercando el “físico” del producto al consumidor, haciendo uso de los “adjetivos sensoriales”. Ayudan a vender por internet de una manera más eficaz. Palabras como por ejemplo, aterciopelado, suave, crujiente, etc. Aunque estas palabras suelen ser más útiles para los comercios electrónicos orientados al sector de la cocina.

 

Contar una historia pasada del producto, como de dónde proviene o que sucedió para que ahora sea conocido con ese nombre, etc. Son relatos que interesan mucho a los clientes y les animan a comprar en internet.

 

Y por último, como mencionamos en algún blog pasado, las imágenes. Que el comprador tenga una imagen fiel a la realidad, de una posible adquisición, es indispensable. Hoy en día es muy inusual la omisión de fotografías.